Frases de 9 santas mujeres

3533
Los dones del Espíritu Santo y la oración (2) El temor de Dios

“Ama hasta que te duela. Y cuando te duela, ama más.»

Frase de la Madre Teresa de Calcuta

 

“Ayúdame, oh Señor, a que mis ojos sean misericordiosos, para que yo jamás recele o juzgue según las apariencias, sino que busque lo bello en el alma de mi prójimo y acuda a ayudarle.”

Frase de Sor Faustina Kowalska

 

“Si sufres con Él, reinarás con Él; si lloras con Él, gozarás con Él; si mueres con Él en la cruz de la tribulación, poseerás con Él…”

Frase de Santa Clara de Asis

 

“El aprovechamiento del alma no está en pensar mucho, sino en amar mucho.”

Frase de Santa Teresa de Jesús

 

“Por encima de todo, conservad la paz del corazón, que es el mayor tesoro.”

Frase de Santa Margarita María Alacoque

 

“Oh María, veo que la Palabra se da en ti, y, sin embargo, no se separa de su Padre, como la palabra en la mente del hombre, que si bien se pronuncia externamente y se comunica a otros, sin embargo, no abandona o se separa del corazón. Por todo ello se ve la dignidad del hombre, ya que por él has hecho tantas y tan grandes cosas.”

Frase de Santa Catalina de Siena

 

“Soy toda tuya, Santísima Virgen, para ser más perfectamente de Dios. Y pues te pertenezco, enséñame a imitar tu santa vida, mediante el cumplimiento de lo que Dios quiere de mí.“ Frase de

Santa Luisa de Marillac

 

“Sabéis, Madre mía, que siempre he deseado ser santa. Pero, ¡ay!, cuantas veces me he comparado con los santos, siempre he comprobado que entre ellos y yo existe la misma diferencia que entre una montaña cuya cima se pierde en los cielos y el oscuro grano de arena que a su paso pisan los caminantes. Pero en vez de desanimarme, me he dicho a mí misma: Dios no podría inspirar deseos irrealizables; por lo tanto, a pesar de mi pequeñez, puedo aspirar a la santidad.”

Frase de Santa Teresita de Lisieux

 

“¿Qué es consagrarse? Consagrarse es morir a todo y a sí misma, no ocuparse ya de mi yo, más que para mantenerlo siempre vuelto hacia Dios. Consagrarse es, también no buscarse en nada ni para lo espiritual, ni para lo corporal, es decir, no buscar ya la satisfacción propia, sino únicamente complacer a Dios.”

Frase de Santa Teresa Couderc