La oración: luz y fuerza para nuestra vida

274

El Papa comenta en su última catequesis la oración de San Esteban antes de morir apedreado. De la oración de este primer mártir de la Iglesia, podemos sacar tres ideas para nuestra vida:

1. La oración es luz: Dice el Papa que “La meditación en la Sagrada Escritura permitió a San Esteban comprender su misión, su vida y su presente”. Recordemos que la Biblia es un texto “vivo”, Dios todavía nos sigue hablando a través de Él, por lo que escuchar la Palabra de Dios y meditarla en momentos concretos de nuestra vida puede ser de gran ayuda para el alma, para comprendernos mejor a nosotros mismos.
2. La oración es fuerza: La oración le dio a San Esteban la fuerza para afrontar a sus perseguidores y llegar al don de sí mismo. Cuando oramos, somos capaces de afrontar situaciones delicadas en nuestra vida y sacar fortaleza de nuestra debilidad.
3. La oración debe ser nuestro último acto en la vida: San Esteban murió rezando. Ojalá nosotros también podamos entregar nuestro espíritu en un clima de oración y de unión con Dios
Aquí pueden leer completa la catequesis del Papa sobre la oración del 2 de mayo de 2012

1. La oración es luz: Dice el Papa que “La meditación en la Sagrada Escritura permitió a San Esteban comprender su misión, su vida y su presente”. Recordemos que la Biblia es un texto “vivo”, Dios todavía nos sigue hablando a través de Él, por lo que escuchar la Palabra de Dios y meditarla en momentos concretos de nuestra vida puede ser de gran ayuda para el alma, para comprendernos mejor a nosotros mismos.

2. La oración es fuerza: La oración le dio a San Esteban la fuerza para afrontar a sus perseguidores y llegar al don de sí mismo. Cuando oramos, somos capaces de afrontar situaciones delicadas en nuestra vida y sacar fortaleza de nuestra debilidad.

3. La oración debe ser nuestro último acto en la vida: San Esteban murió rezando. Ojalá nosotros también podamos entregar nuestro espíritu en un clima de oración y de unión con Dios.

Aquí pueden leer completa la catequesis del Papa sobre la oración del 2 de mayo de 2012


El contenido de este artículo puede ser reproducido total o parcialmente en internet siempre y cuando se cite su autor y fuente originales: www.la-oracion.com y no se haga con fines de lucro.