Oración eucarística de los primeros siglos

Oración eucarística de los primeros siglos

De la “Doctrina de los doce Apóstoles” Didajé. Siglo I
Gracias Te damos, Padre nuestro, por la vida y la ciencia que por tu Hijo nos manifestaste. ¡Gloria a Ti por todos los siglos!
Así como este pan fraccionado estuvo disperso por sobre las colinas y fue recogido para formar un todo, así también de todos los confínes de la tierra, para el reino tuyo, sea tu Iglesia reunida, porque tuya es la gloria y el poder por Jesucristo en los siglos.
Todo, Señor, omnipotente, creaste por tu nombre y a los hombres diste comida y bebida para su deleite, a fin de que Te bendigan. Nos obsequiaste con una Comida y Bebida espiritual y la Vida eterna por tu Hijo. Ante todo Te bendecimos por tu poder. ¡Gloria a Ti por lodos los siglos!
Acuérdate, Señor, de tu Iglesia: líbrala de todo mal y consúmela por tu caridad; santifícala y de los cuatro vientos reúnela en tu Reino, que para ella preparaste; porque tuyo es el poder y la gloria en los siglos.

 

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *