Presencia de Dios

    1319

    Consiste este ejercicio en considerar con la máxima frecuencia posible que Dios está presente en todas partes, y muy particularmente en el fondo de nuestro corazón; y en consecuencia, hacer todas las cosas como bajo la mirada de Dios (Teología de la perfección cristiana, §603)

    « Índice