Oración infusa

    254

    La elevación espiritual del alma hacia Dios, por encima de los sentidos, la imaginación y el razonamiento, «adoración en espíritu y en verdad», que sobrepasa todas las fórmulas de la fe, adentrándose en los misterios en ella contenidos y dándonos el vivir de ellos (Compendio de teología ascética y mística)

    « Índice