Oración del corazón

    908

    El Nombre de Jesús está en el corazón de la plegaria cristiana. Todas las oraciones litúrgicas se acaban con la fórmula «Per Dominum Nostrum Jesum Christum…» («Por Nuestro Señor Jesucristo…»). El «Avemaría» culmina en «y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús». La oración del corazón, en uso en oriente, llamada «oración a Jesús» dice: «Jesucristo, Hijo de Dios, Señor ten piedad de mí, pecador». Numerosos cristianos mueren, como Santa Juana de Arco, teniendo en sus labios una única palabra: «Jesús» (CIC 435)

    « Índice