Inconstancia

    357

    La inconstancia lleva a abandonar fácilmente, por fútiles motivos, los buenos propósitos y determinaciones dictados por la prudencia. Se opone directamente al precepto o mandato de la misma (Teología moral para seglares, §461)

    « Índice