Gracia excitante y adyuvante

    196

    Gracia excitante y adyuvante: La primera nos impulsa a obrar estando distraídos o inactivos. La segunda nos ayuda a obrar estando ya decididos a ello (Teología de la perfección cristiana, §142)

    « Índice