Experiencia de Cristo

    321

    En su raíz es la conciencia de vivir por él, de conocerlo; experiencia adquirida por su iniciativa, con el acercarse al creyente y apoderarse de él, renovando sus convicciones y sentimientos sobre la pauta del Evangelio (Ermanno Ancilli, Diccionario de espiritualidad)

    « Índice