Desposorio espiritual

    498

    En medio de uno de estos éxtasis inefables tiene lugar el llamado desposorio espiritual, que no es otra cosa que la promesa de Dios de llevar al alma hasta la unión transformativa o matrimonio espiritual. Al recibir el alma la promesa divina de llegar algún día hasta la cumbre de la unión con Dios, experimenta una alegría tan inefable, que la pone en trance de morir (Teología de la perfección cristiana, §587,10)

    « Índice