Consolaciones

    249

    (Las consolaciones espirituales) son un don de Dios que tiene por fin el prestarnos ayuda para la obra de nuestra santificación (Compendio de teología ascética y mística §924)

    « Índice