Conciencia laxa

    561

    La conciencia laxa es el extremo opuesto a la conciencia escrupulosa. Es aquella que, bajo fútiles pretextos o rabones del todo insuficientes, considera lícito lo ilícito, o leve lo grave. Cuando, como ocurre casi siempre, el que obra con tanta superficialidad y ligereza se da perfecta cuenta o sospecha seriamente la inanidad de los principios en que se funda, coincide enteramente con la conciencia venciblemente errónea y es responsable ante Dios en la medida y grado de su culpable negligencia. (A. Royo Marín, Teología moral para seglares, 175)

    « Índice