Bienaventuranzas

    336

    Las bienaventuranzas, afirmaciones solemnes de Jesús, que Mt 5 y Lc 6 agrupaon al comienzo del sermón de la montaña. Cada una de ellas, reasumiendo viejas expresiones bíblicas, promete el reino de Dios (es decir, la felicidad ya comenzada) a los que cumplan determinadas condiciones: desinterés, humildad, misericordia, etc. Todas se resumen en la caridad y proponen el ideal de una vida verdaderamente evangélica (O. de la Brosse, Diccionario del cristianismo)

    « Índice