Agnus Dei

    354

    Agnus Dei (lat.= Cordero de Dios): El cordero de Dios de Éx 12, por cuyo sacrificio el pueblo de Israel fue liberado de la esclavitud de Egipto, lo tomó Juan el Bautista como imagen para referirse a Jesús (Jn 1,29: «Éste es el Cordero de Dios…»: Por Jesús, que es llevado al matadero como un cordero, somos liberados de los pecados y alcanzamos la paz con Dios. En la Eucaristía comienza con la invocación «Cordero de Dios» una oración litánica que pertenece a la Santa Misa desde el siglo VII (Youcat pag. 130)

    « Índice