4 artículos para el día de la amistad

Con motivo del día del amor y la amistad, recopilamos los mejores artículos relacionados con este tema:

Da click en los títulos para dirigirte a cada artículo.

Trato de amistad y amor eterno

Conocemos la definición de la oración que nos ofrece Santa Teresa donde evidencia que la oración es una relación de amistad con Cristo:  “No es otra cosa oración mental, sino tratar de amistad, estando muchas veces tratando a solas con quien sabemos nos ama”. (Libro de la vida, 8,5)

Cómo convencer a mis amigos para que oren

Es ya famosa la frase de Nietzsche de que los cristianos no tienen cara de resucitados. Y creo que tiene razón. Si nos detenemos en un semáforo cualquiera de nuestra ciudad y miramos las caras de los viandantes, ¿cuántos están sonriendo? ¿Tú sonríes?

Y no es que sea una sonrisa hueca, como de alguien que no está sufriendo. No. Es esa sonrisa que uno ha pulido en su oración, en el trato con Dios. Una sonrisa que florece incluso a pesar del dolor y las lágrimas. Y es que una sonrisa muchas veces predica mucho más que un sermón preparado por horas por el mejor de los predicadores. Es el lema de la orden de los dominicos: contemplar para luego predicar.

Santa Gertrudis: la oración, entre amigos, es mejor

De la vida de esta gran mística podemos aprender algo muy importante para nuestra vida en el mundo de hoy: la fe no se vive en solitario. O, por lo menos, es muy difícil vivirla. En un mundo tan agresivo como el nuestro, tan contrario a lo que queremos vivir, la compañía de personas que nos apoyen, que crean como nosotros, que luchen como nosotros, es fundamental.

¿Cómo orar por mis amigos que sufren?

Ahora bien, yo siempre me he preguntado qué decir o hacer cuando un amigo mío sufre profundamente. Pienso en la muerte de un ser querido, en los momentos de depresión más fuerte, … ¿Qué se le puede decir? ¿Qué oración invitarle a hacer?


El contenido de este artículo puede ser reproducido total o parcialmente en internet siempre y cuando se cite su autor y fuente originales: www.la-oracion.com y no se haga con fines de lucro.

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *