boton-h 01boton-h 02boton-h 03boton-h 04boton-h 05boton-h 06

La depresión es una enfermedad o una situación anímica negativa de la que se habla cada vez más. El ritmo moderno de la vida conlleva exceso en el esfuerzo que luego se puede traducir en un bajón generalizado de nuestra tonalidad anímica. O simplemente una vida competitiva y llena de exigencias múltiples en muchos sentidos hacen difícil la concentración para la oración, crean nuevas ansias y temores, conducen a altibajos emotivos y afectivos que causan si no una verdadera depresión, sí estados anímicos negativos en los que se nos hace difícil y pesada la vida. Las personas se pueden preguntar si en estos momentos se puede rezar o el normal esfuerzo que requiere la oración es demasiado elevado para quien parece no tener fuerzas ni siquiera para llevar una vida normal.

XXVII Domingo del tiempo ordinario

Is 5, 1-7; Sal 79; Flp 4, 6-9; Mt 21, 33-43

Es tiempo de vendimia en el hemisferio norte, en las tierras anchas de Castilla y de La Rioja, tiempo de cosechar el fruto del esfuerzo, y de cantar, al tiempo de brindar con el primer mosto.
El otoño es un tiempo cálido, colmado de colores y de frutos, cuando se oye y se baila la jota. En este contexto, parece acertada la elección del texto litúrgico: "Voy a cantar en nombre de mi amigo un canto de amor a su viña" (Is 5, 1).

En estos últimos años he constatado que hay almas a las que Dios confía la misión de orar por los sacerdotes, que Dios pide a ciertas personas, elegidas de entre todas partes, esta misión silenciosa y muchas veces escondida, pero indispensable y valiosísima en la vida de la Iglesia.

XXVI Domingo del tiempo ordinario

Ez 18, 25-28; Sal 24; Flp 2, 1-11; Mt 21, 28-32

Las lecturas de este domingo son insólitas, nos vuelven del revés, rompen nuestros esquemas y nos dejan un tanto conmocionados. Nuestro modo de pensar natural tiene en cuenta los méritos históricos de las personas, y cuántas veces, en razón de un apellido noble, y por haber desempeñado una función importante, las tenemos en estima, a pesar de un comportamiento dudoso; mientras que aquellas personas que han vivido, por diferentes razones, marginadas, las tenemos siempre en menos, aunque su conducta sea intachable. Sin embargo, para Dios no cuenta la buena fama, sino el corazón. Jesús llega a afirmar: "Os aseguro que los publicanos y las prostitutas os llevan la delantera en el camino del Reino de Dios" (Mt 21, 31).

Pregunta

Estimado Dan: Leí su artículo acerca de orar a la velocidad de la luz. Estoy de acuerdo, sin embargo parece que algunos de los que comentan su artículo están tratando de atenuar el punto de que debemos estar atentos cuando rezamos, para que la oración realmente sea oración. Ellos dijeron que lo único que importa es solo nuestra intención. Si nuestra intención es todo lo que importa, entonces, ¿que sucede si regularmente tenemos la intención de rezar y estar atentos a Dios, pero nunca o raramente estamos de hecho atentos a Dios? ¿Es esto realmente oración?

 

Suscripción

Podcast

Todos los audios

banners siguenos

banners youtube

Comunidad de intercesión

rezamos2

Compartir

Si te ayuda este blog ¡Compártelo!

¿Qué es la oración?

¿Cómo rezar?

Pedagogía de la oración

Oraciones

Liturgia

La tradición

El arma de Juan Pablo II – la consagraci…

El arma de Juan Pablo II – la consagración mariana

En el "Tratado de la verdadera devoción a la Santísima Virgen", San Luis María Grignion de Montfort nos dice que...

Noticias sobre la oración

Pensamientos

Temas frecuentes

abandono adoración adviento agradar a Dios agradecimiento alabanza alma amistad amor amor a Dios amor de Cristo amor de Dios apostolado apóstol arrepentimiento auxilio ayuda bautismo belleza bendición Benedicto XVI bondad buscador de Dios búsqueda de Dios camino caridad cielo comentario a la liturgia compasión comunión confesión confianza confianza en Dios consagración consuelo contemplación conversión corazón Creación creaturas Cristo cruz cuaresma cómo orar cómo rezar desprendimiento Dios dolor dones del Espíritu Santo ejemplo de Cristo Encarnación escucha esperanza Espíritu Santo eternidad Eucaristía evangelizar familia fe felicidad fidelidad fortaleza gloria de Dios gozo gracia gratitud hijos humildad Iglesia intercesión Jesucristo Jesús libertad liturgia lucha luz maestros de vida espiritual Maria martirio María matrimonio meditación miedo misericordia muerte Navidad obediencia ofrecimiento oracion oraciones oraciones para niños oración orar con los salmos Pablo VI paciencia Padre padrenuestro padres palabra Palabra de Dios Papa Francisco para reflexionar pascua Pasión de Cristo paz pecado perdón perseverancia petición pobreza predicación presencia de Dios protección Providencia redención reflexión resurrección rosario sabiduría sacerdocio sacrificio Sagrado Corazón de Jesús salmos Salvación santa misa santidad santos Santísima Virgen sed de Dios Semana Santa sencillez sequedad Señor silencio sufrimiento súplica tentaciones testimonio tiempo tristeza unión con Dios verdad vida vida espiritual vida interior virgen de guadalupe Virgen María visita al Santísimo vocación voluntad de Dios